fbpx

El Síndrome de Ansiedad Homeschool – SAH

Siempre existe un camino

En este proceso o estilo de vida homeschool, muchas veces ocultamos o escondemos nuestros miedos, nuestras inseguridades, que por supuesto todos tenemos, y en el proceso de educación en casa habrán días en que no sabemos si realmente este es el camino más adecuado a seguir y estamos a punto de desertar.

El Síndrome de Ansiedad Homeschool (SAH) se presenta por muchas situaciones del diario vivir, los detonantes más comunes se presentan de diferentes maneras en cada familia, y pueden darse por factores como: la presión social, explicar constantemente los motivos de nuestro estilo de vida, y justificar nuestra decisión una y otra vez, no solo ante los otros, sino también en el ámbito interno familiar; hacer un constante análisis del modelo familiar, cuestionarnos los pros y los contras de esta educación, los motivos de nuestras opciones familiares,  entre otros muchos.

Otro detonante es la incertidumbre, pues toda la responsabilidad del aprendizaje recae sobre los padres,  sí el niño no aprende lo que se supone que debe saber, la inseguridad ante algo desconocido, la falta de modelos, de referencias. La mente escolarizada de los padres hace que los planes y expectativas no respondan a  las necesidades de los hijos, lo que serían unas expectativas no realistas, esto lleva a que los padres se sientan perdidos.

La falta de tiempo para invertir en el propio crecimiento profesional del padre o la madre, la persona que haya decidido hacerse cargo tiempo completo del proceso, le puede llegar a  generar sentimientos abrumadores por dejar su vida profesional por estar con sus hijos. La falta de tiempo se debe a varios factores: se debe estar presente en el aprendizaje de los hijos, en muchas ocasiones se debe mantener la casa funcionando, la relación de pareja, el aspecto financiero de la familia, entre otros muchos aspectos.

Un consejo práctico y rápido, si se encuentra en estado SAH, puede ser:

  1. Relájese, respire profundo y conéctese con su cuerpo por un momento.
  2. Haga una lista de todo lo que le angustie.
  3. Haga una lista de todo lo que ha aprendido su hijo o hijos en los últimos tiempos.
  4. Haga otra lista de lo que usted ha aprendido al acompañar el proceso de sus hijos.
  5. Verifique de la lista del punto dos, cuáles son angustias propias y cuales son impuestas por el entorno.
  6. Recuerde lo más importante para encontrar la calma es el recordar por qué optó por el homeschool, y si, sí es la mejor alternativa para lograr ese propósito.  Si no lo es, regresar al colegio también puede ser una opción.

El trabajo personal es la clave para mantenerse centrado.  “Uno no puede dar al otro lo que no tiene para uno mismo”.

Escrito en colaboración con Catalina Heincke

Gladys Salas

Gestora Aló Padres -

Madre desescolarizada, gestora y directora de innovación y desarrollo de la Fundación Aló Padres. Forjadora de sueños,, aprendiz y educadora, con una necesidad profunda de dejar un mundo mejor para mis hijos y las nuevas generaciones.. El propósito de vida me lleva a recoger semillas de conocimiento y encontrar terreno fértil en las mentes y sobre todo en los corazones de las personas

Publicación anterior
Publicación siguiente
A %d blogueros les gusta esto:

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close